martes, 2 de octubre de 2012

Como viven el amor las prostitutas.



Luis F.Perez/2009



La investigación se concentra en los problemas sociales, familiares , económicos y hasta religiosos  donde se ve involucrada la trabajadora sexual, Personaje que para las grandes mayorías sociales se determina como el común denominador de sujetos objetos de consumo sexual , de una mezcla de amores odios y maldades que  convive con todos los males , y se define como  una persona sin escrúpulo , y claro su práctica nocturna no está bien vista para la sociedad y mucho menos para la iglesia quienes se oponen  totalmente al trabajo sexual porque es una actividad que se motiva por el sexo mas no por el amor entre un ser humano y el otro. Para la sociedad el sexo comprado esta discriminado.
Nuestro objetivo como espectadores e investigadores  es conocer y apreciar  de raíz el problema que divide la sociedad y a la trabajadora sexual como agente excluido,  claro obviamente conocer la rutina y hasta la vida sentimental de una trabajadora sexual.
Escogimos este tema porque nos parece interesante e importante para toda la sociedad en especial para las prostitutas que como un ser humano cualquiera tiene derecho a una vida integra igualmente a ser respetada y obtener las atenciones y los derechos que tienen los demás que conforman la sociedad.

Por legítima causa deben estar  amparadas a ser protegidas por el gobierno y las entidades que están obligadas a realizar servicio social, no solamente en las comunas más vulnerables y azotadas en la sociedad, sino también apara aquellos ciudadanos que necesitan un apoyo y solidaridad. El problema de la prostitución es un tema muy arraigado que tiene una trayectoria muy larga en nuestra historia y en la historia de cualquier ciudad  , este problema social que se vive en torno a esta práctica tiene un impacto muy fuerte en la sociedad pues no solo ella son afectadas y vulneradas en nuestra ciudad , sino también sus familias , padres hijos y allegados, sino también son asesinadas por parte de la misma ciudad con el fin de hacer "una limpieza en las calles de Cali", como fumigando una placa que está haciendo un daño, es preocupante y alarmante las estadísticas que se realizan en Cali donde hay un muerto por cada 2 horas , es decir en un día matan 12 personas, entre ellas prostitutas y grupos que están marginados por sociedad que no acepta la diferencia de ideales , raza , sexo , condición política , moral y Económica de los unos y de los otros.

Las trabajadoras sexuales que subsisten en las comunidades y barrios marginados y vulnerados como la comuna 20 entre siloé y 8 barrios más, son las partes donde más se refleja el insistente azote y desarraigo que tiene la sociedad para con las prostitutas, no solo por la comunidad sino también por entidades de apoyo y servicio. El tema de las prostitutas es obsoleto, las mismas prostitutas en su inconformidad  son culpadas por su trabajo pero que nadie acude a brindarles un servicio especializado.

“El barrio, la prostituta desde la mirada del ojo espectador de la sociedad”.
La noción de la sanción. Una mirada critica
Para los barrios es vergonzoso tener un establecimiento lleno de prostitutas, pues en ellos  habitan familias conformadas por adultos, niños y en especial adolescentes  que socializan en un “parche” comunidad  de amigos que buscan experimentar e innovar estos espacios de turismo  sexual.
Aquí retomamos el barrio como practica social para las trabajadoras sexuales o como común mente se les apoda “las prostituta”, este género ha estado desde siempre como el grupo de marginadas , el lado negro y oscuro de la sociedad, son mujeres comparadas en el mismo grupo que a los ladrones, sicarios.
Desde siempre las prostitutas han estado en la sociedad conformada por barrios donde generalmente se mantienen y más en la vida nocturna en las horas pico donde por unas calles de la ciudad se mantienen abiertas como  un mercado de pulgas,  solo entrando al almacén (prostíbulo) y escogiendo la prenda (la prostituta) que más le gusta al cliente la cual después de un servicio  recibe máximo 60.000 pesos por un tiempo de caricias pasión y  todo tipo de servicios  sexuales eróticos que satisfacen al cliente.
Ellas siempre estarán acogidas y represadas bajo  el bombardeo de insultos y miradas raras por parte de los habitantes del barrio quienes sin causa alguna se sienten agredidos por la profesión, el ejemplo que dan en la calle y en el prostíbulo. La sociedad lo toma como  el trabajo más indigno y desmoralizante que hay. Sin saber los múltiples factores que llevaron a esta mujer a vender su cuerpo a cualquier extraño por pocos pesos que adquiere por el producido que ella misma da.

Aunque no puedo dar una cifra concreta de un todo en especifico y generalizado, muchas de estas mujeres que trabajan en prostíbulos e independientes tienen una familia conformada por hijos abandonados únicamente a cargo de la cabeza del hogar que es su madre, quien sale en horas de la noche y vuelve al otro día llega con la sensación del aroma masculino regada por todo su cuerpo, pero con dinero en los bolsillo en pro de brindar un bienestar, un lujo a sus seres queridos y obviamente para ella. Muchas de estas mujeres se prostituyen por una necesidad tan fuerte que las obliga a recorrer las calles de Cali para conseguir con que darles de comer a sus hijos.

La moralidad dominante en determinada sociedad es  solo un aspecto de la cultura por eso en los  barrios con  clases sociales populares encontramos una sub-cultura donde todo el mundo mira cómo va vestido el vecino , como mira el uno al otro, con quien salió, sus rasgos físicos, su estatus económico y muchas otras cosas que se involucran.
 La practica más común en un barrio el "chismorreo" donde todo el mundo está sujeto al "qué dirán", en estos barrios todo se critica y todo se informa, desde el vecino nuevo poco conocido, el más amigable y hasta el que no hace vida social ni para ir a la tienda de barrio. Por eso es que las prostitutas están tan cercadas en un barrio donde muchas veces por ser de su condición social o por ser afro descendiente no podrá entrar en la vida social de un barrio a pesar de que viva en el. Desde tiempos pasados, las mujeres eran marcadas como una propiedad del hombre, donde el hombre podía tener relaciones sexuales extramatrimoniales y eso era aplaudido hasta por el suegro, mientras que la mujer debía llegar virgen al matrimonio y siempre conservar su compostura frente a la vida social, pues mujer que amara a otro que no fuera su esposo, era considerada una prostituta. Palabra que siempre ha sido recriminada y rechazada por la sociedad.

Como viven el amor las prostitutas.
Esta es una de las preguntas que pocas personas se harían, pues para la sociedad el amor de las trabajadoras sexuales se encuentra en el cliente que  atiende noche tras noche. Esa noción de mirada no solamente  social sino también  machista está ligada bajo la sanción de la profesión que ejerce esta mujer como tal. Muchas personas se preguntaran si estas mujeres solo tienen sexo con su cliente, O si alguna vez han estado con un hombre por amor. Cantidad de  preguntas respecto al amor se derivan del flagelo que viven las mujeres de vida nocturna. 
Nuestro punto de investigación  analiza esta pregunta, y responde de acuerdo  al caso de Susan Andrea (entrevistada). Y a su establecimiento Oro negro donde conviven las unas con las otras. En  nuestra investigación pudimos percibir  que en estos establecimientos surgen muchas relaciones que se vuelven personales entre cliente y trabajadora sexual, y hasta entre los mismos compañeros de trabajo como el administrador, los meseros .Etc.

Diario de campo
Prostíbulos como el que investigamos se encuentra situado en el barrio el refugio donde el transito fluye a medida que pasan las horas se vuelve más lento, a mediados de las 12 del día se ve mucho estudiante de colegio quienes se dirigen al paradero de buses y a las estaciones más cercanas a Oro negro como son la Santiago y la estación del mismo barrio “refugio”. Oro negro es un establecimiento sin ningún tipo de señalamiento que le indique a la sociedad que ahí se encuentra un establecimiento de trabajadoras sexuales. Sin embargo los allegados al lugar mantienen constantemente enterados de lo que pasa  en Oro negro y el barrio donde se sitúa “El refugio”
El barrió
De igual modo las practicas  cotidianas del  barrio vemos que cada uno de sus habitantes cumple con un rol especifico, desde el niño que va a su colegio en el transporte escolar que toca su sirena a las 6:30 de la mañana y a las 12 del medio día, hasta el doctor que sale en su camioneta negra modelo 2008 hacia su oficina. Cada uno de estos individuos pertenece bajo la estampa de un disfraz o una imagen que cada uno quiere proyectar hacia el qué dirán en pro de un justo reconocimiento y de una imagen intachable por parte del barrio en el que convive.
El barrio es un espacio tradicional de diferencias de edad raza , sexo y orígenes étnicos, es un sitio publico donde a menudo se rompe la cotidianidad porque cada día veremos qué pasa algo diferente a pesar de que distingamos lo del diario vivir  como el señor que reparte la leche a los supermercados, siempre abra algo que distinga un día del otro y lógicamente siempre serán distintas las actividades de los que conforman el barrio, que está amparado bajo una pequeña sociedad de individuos , desde el señor de la tienda hasta la prostituta que se para a tardes horas de la noche en la esquina de una de las cuadras  de un  barrio cualquiera.

Los mencionados grupos de mujeres,  siempre se sitúan en lugares especiales como esquinas , fachadas cercanas al prostíbulo y lugares atractivos de alta circulación donde pueda encontrar por lo menos 6 clientes en una noche que comienza desde las 7:30 Pm hasta el amanecer del otro día bien temprano en la mañana donde abren el inventario de lo que se vendió y de lo que se quedo por comprar en esa noche.(las prostitutas no solo se mueven en el entorno del establecimiento, sino también en la calle donde se busca y se encuentra al cliente).
 

Cali es una ciudad con altos índices de desempleo, pobreza y mendicidad, por ende muchas de estas mujeres son obligadas por el factor socio económico a vender su cuerpo por ganar un sustento diario. La alcaldía Municipal de Santiago de Cali y La gobernación no se comprometen lo suficiente para que estas mujeres sean amparadas por grupos de protección a la mujer con el fin de ayudarlas a través de fundaciones y entes solidarios para que salgan de este medio y se incorporen, igualmente para rehabilitarlas en el campo psicológico moral y social. Capacitarlas como en otras ciudades para que realicen trabajos  que sean acordes a sus capacidades como ser humano.

Las prostitutas en su entorno viven estigmatizadas y desclasificadas por el ente que predomina sobre ellas , pues no solo la sociedad las recrimina , sino también los organismos de control que las respalda para que no sean "legitimadas”, estas mujeres que viven con un entorno familiar diferente al del resto de las familias , pues su familia son sus colegas quienes trabajan en lo mismo, entorno que guarda muchas similitudes al de un cuartel de fuerzas armadas , quienes se levantan a una hora determinada , son explotados y tienen que cumplir unas horas de servicio de orden público para poder subsistir en esta vida, por eso creemos que deben ser mucho más respetadas y apoyadas por parte de la comunidad en que viva, pues esta mujer siempre vivirá en la calle conformada por un barrio y expuestas a las agresiones y desprecios por parte de los habitantes del barrio.